Asesoría

Asesoría Fiscal en Cambre

Prego Asesores > Nuestro blog > Asesoría > Asesoría Fiscal en Cambre
Prego Asesores > Nuestro blog > Asesoría > Asesoría Fiscal en Cambre
Asesor financiero con colega
  • Asesoría
  • No hay comentarios
  • Gestion Demadi

El trabajo principal de un asesor fiscal es ayudar a la empresa que este asesorando en cualquier tipo de documentación con respecto a la materia tributaria y fiscal. Tener algún tipo de asesoría fiscal en una empresa es fundamental para que esta pueda desarrollar sus actividades económicas habituales cumpliendo todo lo apegado a la ley en esa materia.

¿Qué hace un Asesor Fiscal?

El asesor fiscal se encarga de proveer un servicio con el cual se gestiona el como y cuando se cumplen las obligaciones tributarias, todo esto ante la administración pública. Este servicio normalmente se da para personas jurídicas (empresas), pero en algunos casos para personas físicas.

¿Por qué tener un Asesor Fiscal?

Un asesor fiscal se encarga de tareas sobre gestionar impuestos, de esta forma, la empresa puede llevar su ritmo habitual. Para la empresa el asesor fiscal previe cualquier consecuencia que se pueda llegar a tener con Hacienda o con cualquier ente gubernamental que se encargue de este tipo de gestiones. Algunas de las principales tareas del asesor fiscal son:

  • Estudiar y conocer todas las modificaciones en las leyes, o nuevas leyes que se den dentro del ámbito fiscal. De esta forma la empresa siempre estará al día con cualquier cambio dentro de sus obligaciones legales.
  • Asesoramiento y creación de la planificación fiscal, así como el estudio y asesoramiento en caso tal de que la empresa está comenzando para hacer estructuras de esta planificación desde el inicio.
  • Hacer declaración y presentación de los impuestos de sociedades, el impuesto de la renta de las personas físicas y las declaraciones informativas. Así como la gestión de pagos fraccionados y retenciones.
  • Asistir y representar a la empresa ante los servicios de la inspección tributaria por parte de Hacienda o cualquier otro ente gubernamental. La intervención de los órganos fiscales de la gestión de la administración tributaria.
  • Defensa fiscal del empresario con respecto a las revisiones fiscales, los recursos y reclamaciones que provee Hacienda por su parte. Presentación de recursos administrativos y contenciosos.
  • Hacen las liquidaciones periódicas sobre los impuestos y establecen los plazos para pagar los mismos, en un tiempo prudente donde no se permitan ningún tipo de multas o sanciones hacia la empresa.

¿Es necesario la asesoría fiscal para mi empresa?

Como dicho anteriormente, la gestión de todos aquellos tramites y/o recursos que provengan de Hacienda o de algún ente gubernamental que se refiera a la materia tributaria. El asesor fiscal no solo es un ayudante en las obligaciones legales de la empresa, sino que es un experto en su área que aconseja de la mejor forma sobre las disposiciones contables, financiera y mercantiles.

Aunque no exista una ley que establezca que es necesario un asesor fiscal en una empresa, si se conoce que esta es una herramienta muy útil dentro de la gestión de la empresa que sea. Además, al tener un asesor fiscal en una empresa en Cambre, podrá como dueño de la misma, desligarse de muchos papeleos y tramites de los que se encargará un profesional en la materia.

Diferencias entre Asesoría Fiscal y Contable

Algunas personas pueden llegar a confundir estos dos tipos de asesorías, sin embargo, aunque no se podría decir que son iguales, si se complementan para hacer un buen trabajo de parte del asesor fiscal. La asesoría fiscal como ya se sabe es el servicio que gestiona las obligaciones referentes a lo tributario.

La asesoría contable, por otro lado, es el encargado de la gestión económica de esa empresa, como lo son facturas y balances contables. En general se encarga de analizar el aspecto económico de la empresa y a su vez tratar de optimizar correctamente ese enfoque para que se desarrolle de la mejor manera posible.

Al buscar una buena asesoría para tu empresa, necesitas abarcar ambos aspectos para que así los asesores tanto fiscales como contables puedan encargarse de esa área y dejar un poco más libre el itinerario del dueño de la empresa. Por esto, un buen asesor fiscal y contable se encarga de las obligaciones legales, el estudio económico y ser un apoyo a la hora de tomar decisiones.

Para hacer crecer una empresa no hay nada mejor que tener las cuentas claras, tanto con la empresa misma como con todos los grupos gubernamentales que rijan sobre ella. Con el asesoramiento fiscal se facilitará ese ámbito de la empresa, así como el ordenamiento de la misma.

Autor: Gestion Demadi

Deja una respuesta